30.9.08

Infiel (y no mires a quién)

Te he sido infiel, cariño.

¿Recuerdas mi inquietud? ¿Mi sudor frío? ¿Mis dolencias gastro-neuro-intestinales?

Si, lo reconozco. Era por él. Un viejo conocido a quien no te presenté.
Lo siento, cariño. Te he sido infiel.

Entiéndelo: yo fui débil y él venía envuelto en su flamante coraza blanquirroja, como si de un arrogante fan del atleti se tratara. No lo pude evitar.

Sé que no te gustaban mis antiguas compañías y por eso no te lo presenté!
Incluso yo misma me sorprendo de mis actos...

Pero no sufras! No! Intentaré que sus dulces lisonjas y su contagiosa tranquilidad no vuelvan a provocarme... Porque yo te quiero a ti, claro.

Te he sido infiel, cariño.
La tarde de ayer la pasé con el viejo Lexatín.


2 viajeros:

TOROSALVAJE dijo...

Viene ella?
Aquí???????

Esta ciudad va a enloquecer.

Voy a comprarme un barril de lexatin.

O cinco.

Me gusta que estés otra vez.

Besos.

Veronika dijo...

El lexatín debe dejar de estar catalogado como "cuernos", tener una "aventura" con él debería ser como dar un paseo por el campo con tu hermano, algo casto y puro, vamos :)