3.1.09

Sangre



Multicolor,

hirviente,

hiriente.


Mi sangre es invencible

y me derrota

y me pervierte

y me retuerce

y me señala


¿Es eso todo?

¿Era eso?

¿Nada más?


Pronto la vuelvo a retar,

tijera en mano,

piedra de afilar.

No dejar prisioneros.


Pobres de aquellos

que en su día repudiaron!

No volváis pacificadores

ni benditos.

No enseñéis la otra mejilla

a la vuelta de la esquina.

Porque os la arrancaré.
Morderé la carne.

Beberé la hiel.

Y no tendré la culpa.

Mi sangre no perdona

y, de hacerlo, nunca olvida.

2 viajeros:

TOROSALVAJE dijo...

La mía tampoco.
Está siempre alerta.

Besos.

Veronika dijo...

Suena a historia de vampiros... con lo que me gustan a mi... mmmm

Mi sangre sí perdona, soy así de gilipollas. Tendría que nacer otra vez.

PD: Cuando sea persona otra vez te llamo. Besooo!